Locales

Mujeres bautistas argentinas: El gobernador Sergio Casas abogó por la unión y la solidaridad

“Son tiempos de oportunidad, que sirven para unirse mucho más. El uno con el otro. Dar esa mano solidaria, fraterna, de amistad, no se puede concebir el odio. Dios nunca odió”, resaltó el gobernador Sergio Casas.

Lunes 15 de Octubre de 2018

118627_1539622960.jpg

“Son tiempos de oportunidad, que sirven para unirse mucho más. El uno con el otro. Dar esa mano solidaria, fraterna, de amistad, no se puede concebir el odio. Dios nunca odió”, resaltó el  gobernador Sergio Casas al participar este viernes de la apertura  del  71º Congreso Nacional de Mujeres Bautistas Argentinas,  que se realizó en el Paseo Cultural Castro Barros. Fue declarado de Interés Legislativo, Educativo y Cultural por la Cámara de Diputados de La Rioja.

Participaron además el vicegobernador Néstor Bosetti, la vicepresidenta primera de la Cámara de Diputados Adriana Olima, el secretario de Prensa y Difusión Luis Solorza, el secretario de Turismo Álvaro Del Pino, los diputados provinciales, Elio Díaz Moreno y Gabriela Amoroso; y la diputada provincial de Buenos Aires Nancy Monzón.

El mandatario provincial puso de manifiesto en la oportunidad su beneplácito “por poder albergar este encuentro en nuestra provincia” y destacó “que puedan rezar, orar y llevar esa plegaria a Dios para que nos ilumine a todos, nos dé la sabiduría, nos albergue en la esperanza, la alegría de la esperanza que no tiene que defraudar nunca”.

Casas dijo además “son tiempos de oportunidad, que sirven para unirse mucho más. El uno con el otro. Dar esa mano solidaria, fraterna, de amistad, de construcción en base al amor; no se puede concebir el odio. Dios nunca odió”.

A continuación agregó: “sus hijos, todos nosotros sin distinción, no podemos decir que alabamos a Dios y en la vida terrenal seguir enfrentándonos, agrediéndonos. Este mundo que ha evolucionado tecnológicamente, pero en los valores, de aquellos hombres y mujeres que engendraron la vida producto del amor” y agregó “no concebimos el mundo de la calumnia, de la diatriba permanente”.

“Tenemos que ser ciervos de Dios”, manifestó y agregó “tenemos que honrar a Dios por sobre todas las cosas, amarnos los unos a los otros, como Dios nos ama a todos”.

En la oportunidad la presidenta de la Asociación de Mujeres Bautistas, Liliana Fariña le expresó el agradecimiento por la hospitalidad, para concretar este congreso nacional que se extenderá hasta este lunes  y además su reconocimiento por que la provincia de La Rioja fue declarada Pro Vida.

Mujeres Bautistas Argentinas

Mujeres Bautistas Argentinas tiene su origen en la visión y el trabajo de mujeres pioneras que desde el año 1886 sirvieron al país. Es en el presente una Asociación Civil, que trabaja en todo el país y que se rige por los siguientes propósitos:

Capacitar a la mujer para que viva según la ética cristiana, fundamentada en la Biblia y para el entendimiento del evangelio de Jesucristo hasta lo último de la tierra. Fomentar el desarrollo integral de la mujer, de la familia y de la comunidad a través de la evangelización; la educación; la capacitación en diferentes áreas;  y de la acción social.

La agrupación  representa a sus asociadas  ante otros organismos  bautistas en congresos,  jornadas y foros provinciales, nacionales, continentales, e internacionales y además ante otros cuerpos femeninos evangélicos  del país y del extranjero; organizaciones de distintos credos, confesionales,  y no confesionales del país; ante cualquier entidad que requiera una palabra y/o acción representativa de las mujeres bautistas.

Como organización  tiene una amplia trayectoria en publicaciones: libros; folletos; materiales para la realización de talleres de capacitación; y su revista Quehacer Femenino editada desde 1961.

Mujeres Bautistas Argentinas trabaja con proyectos: Violencia Intrafamiliar, Red de Contención Integral de la Mujer, Escuela para Padres, Talleres para Docentes, Liderazgo Comprometido y Relaciones Públicas.

Además trabaja en acciones sociales y especialmente por la inclusión de comunidades olvidadas. Se destaca la provisión de tanques de agua, de gas, de calefacción; fumigaciones y el equipamiento de cocinas y talleres de costura en centros comunitarios.

Las mujeres bautistas  se mueve a través de voluntarias, quienes son realizan todo el trabajo de la organización; recorren el país; sirven en comedores, despensas y roperos comunitarios. Están además en hospitales y cárceles.

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA