Farándula

La demanda millonaria que inició la doble de riesgo de "Resident Evil" a la productora

Olivia Jackson, que reemplazaba a Milla Jovovich en las escenas peligrosas, sufrió un brutal accidente durante el rodaje, en 2015, donde perdió un brazo. Los principales puntos de su escrito judicial.

Viernes 13 de Septiembre de 2019

145141_1568423592.jpg

Lo que vive Olivia Jackson desde hace cuatro años es un verdadero drama. La doble de riesgo trabajaba en la filmación de la película Resident Evil: Capítulo final cuando algo salió mal y tuvo un accidente con una moto que le provocó la perdida de un brazo. Por ese incidente, ahora, le inició una demanda millonaria a los productores.

Jackson era la que suplantaba a Milla Jovovich, la protagonista de la saga, en las escenas peligrosas. Pero la secuencia que tenía pautada hacer el día del accidente era otra. El director Paul Anderson cambió el horario y ella tuvo que hacer una toma que no estaba en sus planes.

"Se me pidió hacer una escena de motocicleta peligrosa y técnicamente compleja en condiciones climáticas adversas", planteó Jackson en su demanda, publicada por The Hollywood Reporter, sobre lo que ocurrió en septiembre de 2015. La acusación es contra Bolt Pictures, Tannhauser Gate, Jeremy Bolt y Paul Anderson, quien también dirigió la película, por "incumplimiento de contrato", "tergiversación" y "reparación de daños".

La escena necesitaba que la doble de riesgo acelerara a más de 60 kilómetros por hora en vía directa hacia una cámara que, en los planes, tenía que ser levantada por una grúa antes de que Jackson llegara. El problema fue que el brazo mecánico se levantó un segundo más tarde y, por eso, se generó el choque.

Según la demanda, Jackson se cortó "el hueso de su antebrazo" y se lastimó parte de la cara "dejando su dentadura expuesta". Además sufrió lastimaduras en la columna vertebral, las costillas, la cintura y otras lesiones "catastróficas": tuvieron que amputarle un brazo y estuvo en coma inducido varias semanas.

Jackson aduce que los productores "la engañaron" haciéndole creer que su seguro cubriría eventuales lesiones sufridas durante el rodaje, pero en realidad el monto pactado solo llegaba a 33 mil dólares. "Elevaron las consideraciones financieras sobre la seguridad", reprochó Jackson, a través de su escrito judicial.

"Si la demandante hubiera conocido tales hechos, ella nunca habría aceptado realizar Capítulo final o, de lo contrario, habría obtenido un seguro adicional por su cuenta. Ella ya había asegurado un papel de doble para un miembro principal del reparto en Wonder Woman y no necesitaba el trabajo", agregaron sus representantes legales.

La situación de salud de Jackson no es buena y su capacidad física para enfrentar escenas peligrosas quedó reducida a cero. El escrito sostiene que nunca más podrá volver a trabajar de su profesión, como lo hizo antes del accidente.

El drama de salud que vive se profundizó por estos días, ya que tuvieron que operarla una vez más para corregir la postura del hueso del antebrazo que sufrió el golpe. "Fue un horror absoluto de una semana con tanto dolor, hinchazón, insomnio, dolores de cabeza, náuseas, pero está empezando a calmarse un poco ahora, lo que es bueno", contó en su cuenta de Instagram.

Fuente: TN

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA