Sociedad

A los 93 años, murió el represor Miguel Etchecolatz

El ex jefe de la Policía bonaerense durante la última dictadura estaba internado en Merlo. Tenía nueve condenas por delitos de lesa humanidad.

Sábado 02 de Julio de 2022

226717_1656763094.jpg

08:45 | Sábado 02 de Julio de 2022 | La Rioja, Argentina | Fenix Multiplataforma

El represor Miguel Osvaldo Etchecolatz, ex jefe de la Policía Bonaerense condenado por delitos de lesa humanidad en la última dictadura militar, murió hoy a los 93 años.

La noticia fue informada por el Tribunal Oral Federal N°5 a Guadalupe Godoy, una de las abogadas que estuvo al frente de la querella contra el represor en la causa por la desaparición de Jorge Julio López.

"Falleció Etchecolatz. En cárcel común y sin decir adónde están", publicó Godoy en su cuenta de la red social Twitter minutos antes de las 7.

El represor murió a las 5.30 en la Clínica Sarmiento del partido bonaerense de San Miguel, donde se encontraba internado con custodia policial, informaron fuentes de las querellas en su contra.

El genocida, que se encontraba detenido en la Unidad 34 de Campo de Mayo, había sido internado el pasado 27 junio en la institución médica de San Miguel, a donde fue trasladado desde la clínica Estrada de Merlo.

Etchecolatz fue condenado en 2018 a la pena de prisión perpetua por homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado; violación, en grado de tentativa, en concurso real con abuso deshonesto; "y privación ilegal de la libertad cometida por funcionario público agravada por mediar violencia o amenazas y tormentos agravados por la condición de perseguido político de la víctima".​

El ex jefe de la Policía Bonaerense había sido condenado nueve veces por delitos de lesa humanidad, sumando en mayo de este año su última condena por haber secuestrado y torturado a siete víctimas y haber asesinado a otras tres en el centro clandestino de detención conocido como "Pozo de Arana".

 

Las Más Vistas


<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA